«Historias al ritmo de Chacalón», de Fernando Carrasco

0
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Presentamos una reseña del libro de cuentos «Historias al ritmo de Chacalón», de Fernando Carrasco. Se trata de siete historias que tienen que ver con el amor no correspondido, la injustica social, el racismo y la delincuencia.


Por Jorge Cuba Luque

Con Historias al ritmo de Chacalón (SINCO editores, Lima, 2020, 120 p.p.) su autor, Fernando Carrasco, ha plasmado con brío tanto un conjunto de narraciones cautivantes y entrañables como un homenaje a la chicha, esa música chillona y desgarradora, que tuvo en Chacalón a su cantante emblemático, un ídolo popular, intérprete musical del sentir de los limeños venidos de la inmigración interna que tiene en la chicha el género musical que expresa su sentir, sus penas, sus esperanzas.

Se trata de siete relatos en los que Fernando Carrasco despliega otros tantos dramas sociales situados en la Lima de la marginalidad, la del migrante de origen andino vuelto citadino. Es esa marginalidad la que enmarca situaciones y personajes, historias que tienen que ver con el amor no correspondido, la injustica social, el racismo, la delincuencia, como en el cuento que abre el volumen, sobre un equipo de fútbol de un barrio periférico, “Los once chavetas”, cuyos ‘once jugadores eran choros, sí, pero choros de los buenos, ah. Nunca chocaban con los vecinos del barrio’, recuerda narrador, un testigo de los logros futbolísticos de los Once Chavetas, en especial, del líder y alma del equipo, de quien el club había tomado el nombre como señal de admiración y respeto. El Chaveta, desgarrado por las cuitas del amor y quien solo encontraba algo de consuelo en las letras y las melodías de Chacalón. El narrador, que conoce perfectamente la historia del Chaveta, sorprenderá al final al lector, con lo que Fernando Carrasco mostrará su afiatado manejo del arte de narrar.

Con “Robacarros” asistimos a un huis clos en el penal de Lurigancho. Un visitante entrevista a uno de los detenidos, condenado por el robo de automóviles; poco a poco, el preso va contando las circunstancias y los hechos que lo hicieron llegar a Lurigancho. Aquí, una vez más, la música de Chacalón, acompaña las vivencias de los personajes, su sino desdichado.

El cuento que da nombre al volumen, “Al ritmo de Chacalón” no solo resume el espíritu de este libro sino que también representa el vínculo entrañable existente entre los diversos personajes que pueblan este volumen y la música de Chacalón, este artista salido del pueblo y aclamado por él. En este relato el personaje aparece como un admirador incondicional  de Chacalón, de quien decide ser su alter ego pues, como el cantante, se llama Lorenzo, y ha hecho suya la canción que más identifica al cantante, a sus fans, soy muchacho provinciano/me levanto muy temprano/ayayayay a trabajar, pero, a diferencia de su artista admirado, el segundo Chacalón, no se dedicará a la música sino que la vida lo conducirá a la senda de la delincuencia. Pero en esa senda encontrará también el amor, un amor imposible que hará que se encuentre con la muerte.

Como en los otros relatos (“Carehuaco”, “El retorno de Carmela”, “Pagarás tu traición”, “Tú serás la causa de mi muerte”) los personajes de Fernando Carrasco buscan arrebatarle al destino un poco de felicidad, sabiendo que se trata de una búsqueda dura, a menudo esquiva, en el mejor de los casos breve, con frecuentes caídas en la desdicha. Pero no estamos ante un libro triste, o tal vez sí, pues se trata de un conjunto de historias sobre las que flota la infelicidad, pero también la esperanza, una búsqueda tenaz y alegre del amor y la dicha por cualquier medio.

Tristes o no tristes, las historias que nos entrega aquí Fernando Carrasco tienen además el enorme mérito de ser contadas por voces narrativas auténticas, las voces de sus personajes, amantes de Chacalón, limeños de nuevo cuño, residentes de una ciudad excluyente en la que la música chicha acompaña y estimula a esos pobladores de los cerros, allí donde la voz de Chacalón ha impuesto su ritmo, que es el de estos cuentos llenos de desengaños, mala suerte y de fe, historias que ratifican a Fernando Carrasco como un autor que no solo muestra gran pericia en sus textos, sino que además los colma de sentimientos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.