J.J. Armas Marcelo: “La biografía de Gerald Martin sobre Vargas Llosa será mejor que la mía”

0
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Con su hablar caribeño pese a haber nacido en España, Juan Jesús Armas Marcelo no tiene empacho en reconocer que el británico Gerald Martín escribirá una mejor biografía sobre Mario Vargas Llosa que la suya. Además defiende su libro El vicio de escribir y niega haber sido infidente con su ilustre amigo peruano y critica los libros sobre escritores basados en chismes. Juan Jesús sacó las Armas.

 

 

Por Jaime Cabrera Junco
[email protected]

No es Juan José, es Juan Jesús. Y muchos se confunden, incluso la Wikipedia lo llama Juan José. Pero Juan Jesús Armas Marcelo (Las Palmas de Gran Canaria, 1946) no se hace problemas y sonríe y habla con una locuacidad caribeña. Vino a Lima en los días de la Feria del Libro para presentar una novela titulada Réquiem habanero por Fidel, obra en la que ficciona sobre la muerte del patriarca revolucionario cubano Fidel Castro. En este diálogo, sin embargo, conversamos sobre su gran amigo Mario Vargas Llosa.

Gerald Martin está preparando una biografía de Vargas Llosa. Antes él escribió una elogiada biografía de Gabriel García Márquez. En ese sentido, quería preguntarle si su libro Vargas Llosa. El vicio de escribir es más un testimonio de primera mano que una biografía
Yo creo que es las dos cosas. Es un testimonio de primera mano, es una descripción de la admiración de un escritor joven por otro mayor, es también la descripción de una admiración y una amistad que se transmite ya en el tiempo por 44 años. Es una biografía y es también mi forma de ver la literatura y a un escritor moderno, de manera que para mí fue un esfuerzo escribir este libro. Primero quise hacerle una larga entrevista a Vargas Llosa sobre su vida y me dijo que no. Luego quise hacer solamente un ensayo biográfico y luego pensé que mejor no. Por cierto, Gerald Martin habló conmigo un par de días en Madrid y creo que esa biografía va a ser mejor que la de García Márquez y seguramente mejor que la mía, pues estará mucho mejor documentada, mucho más distante.

Ahora, usted es un biógrafo poco ortodoxo, pues aparece como personaje, incluye fotografías suyas.
Claro, es que en el fondo es una escritura que nace de la lectura y entonces yo me tengo que involucrar con mi criterio en particular con un proceso de escritura con el que me siento totalmente identificado de manera que no lo encuentro nada raro.

Será que ser amigo de Vargas Llosa le ha dado a usted muchas ventajas…
Bueno, sus grandes ventajas, sin duda, pero también sus inconvenientes porque yo cargo con mis enemigos y con los suyos. De manera que cargar con los enemigos de mi gran amigo Vargas Llosa y cargar con los míos a veces pesa pero forma parte de la lealtad que le tengo y que él me tiene a mí también.

Y esa lealtad que usted alude ¿se justifica cuando usted menciona pasajes de la vida privada de Vargas Llosa? Por ejemplo cuando le cuenta que al enterarse de la muerte de su padre no sintió nada.
Jamás él me dijo no publiques eso, no hagas eso, no hables de eso, jamás. Nunca. Cuando terminé el libro y le pregunté si quería leerlo, me dijo: “No, no. Publícalo”. Él no censura ni se dedica a nada de eso, es uno de los pocos escritores que es un colérico contenido, un hombre muy educado y refinado. A mí nunca me ha reconvenido, salvo un par de veces, pero no por eso que mencionas, sino por polémicas que él considera absurdas, pero nunca hemos tenido roces. Parto de la lealtad y la amistad y así ha sido durante 44 años.

MVLL_ElviciodeSin embargo, me parece que Vargas Llosa se cuidará ahora de todo lo que cuenta, no vaya a ser que aparezca en una ampliación de El vicio de escribir
(Piensa) Pero si yo prácticamente lo sé todo aunque él no lo diga todo. Yo llevo escribiendo y trabajando sobre Vargas Llosa unos 44 años, de manera que sé sobre él en la medida que debo saberlo y escribo según me convenga a mí y al lector, y no me refiero a chismes sobre la vida de un escritor, lo cual me parece una estupidez. Allí están miles de periodistas detrás del chisme del puñetazo a García Márquez y todas esas tonterías. Eso ya pasó y no figuran en la pizarra de lo que tenemos que escribir y de lo que tenemos que hablar.

Y hay varios libros, ¿no?
Sí, hay varios libros pero a mí lo que me interesa es que sean libros realmente críticos, con sustancia, que levanten el interés intelectual…pero si estos libros están hechos con chismes y encima al chisme no se le da categoría literaria, probablemente el libro –y perdóname que lo diga- es una mierda, y hay libros que son una mierda por ese tipo de cosas. El chismecito es lo que le gusta a Lima, a toda América Latina.

Y España también…
Uy, España peor. España se vuelve loca por un chismecito. El chismecito es una cosa para hablarla en la mesa, con unos amigos, soltar un chisme en una reunión, pero para elevar el chisme a una categoría literaria hay que tener un talento literario que la inmensa mayoría del periodismo no tiene ni en España ni el Perú.

¿La literatura latinoamericana qué tanto ha cambiado después del Boom?
Hubo un bajón en los años, digamos 80, hubo un bajón en la calidad y hubo una suerte de cansancio. La gente volvió a leer poesía y a hacer poesía, además se refugiaron en el relato corto…pero, ojo, algo está pasando en Perú, Colombia, Chile y en toda la costa del Pacífico, algo muy importante desde el punto de vista de la novela, y a lo mejor allí saldrán algunos títulos no igual, pero bastante parecidos a los del Boom. Esperemos que sea así.

Le iba a mencionar antes de este comentario a Roberto Bolaño, cuya obra se considera otro hito en la narrativa latinoamericana después del Boom.
Yo creo que Roberto Bolaño es un muy buen escritor, pero que está supravalorado. No tengo ningún inconveniente en decir esto. A mí me basta con leer Los detectives salvajes y Nocturno de Chile para saber que es un gran escritor, pero en lo demás se repite mucho. Por otro lado, él es uno de los deudores grandes del Boom porque sin Cortázar, Bolaño no hubiera existido tal como existe Bolaño.

¿Cuál es el vicio de Armas Marcelo?
Escribir y vivir. Yo no solo sirvo para trabajar. Por ejemplo cuando me dicen que hay gente que trabaja ocho horas y digo ‘Enhorabuena’, a mí lo que me gusta de la vida es vivir, yo no podría escribir sin vivir y no podría vivir sin escribir. Esas cosas son las mismas para mí.

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

DEJA UNA RESPUESTA