El amor, un tema sin fin: a propósito de «Siete cuentos de amor y desamor»

0
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Les presentamos una lectura sobre el libro «Siete cuentos de amor y desamor». «La prosa de Cuba Luque, serena y lúcida al mismo tiempo, complace», señala la investigadora Belén Vila sobre esta obra editada en formato ebook por Campo Letrado.


 

Por Belén Vila*

Siete cuentos de amor y desamor aborda uno de los temas más inabarcables que ha dado a conocer la literatura universal de todos los tiempos: el amor. Aunque versan acerca de relaciones amorosas efusivas, no todas finalizan de forma próspera. He allí el melodrama y la honda inspección que realizan los personajes, focalizándose en primera persona (despuntan, además, perspectivas externas).

Al título epónimo se le adjudica un número, por demás enigmático para la canónica simbología. Adelanta al lector las temáticas de las narraciones, centradas en el antitético binomio amor-desamor. La obra abre con el epígrafe que atañe a un vínculo pasional poco correspondido en la poesía chilena. Esta composición lírica a la que hace referencia Cuba Luque pertenece a una incipiente etapa, romántica, del poeta Pablo Neruda, autor de los versos más tristes escritos «esa» noche. Los siguientes paratextos iniciales, incrustados como antesala a las narraciones discursivas, remiten a estrofas musicales interpretadas por célebres artistas que cantan a los afectos: Frank Sinatra, John Lennon, Paul McCartney, Ella Fitzgerald, Charles Aznavour, Nino Bravo. La nómina reciente devela un público exclusivo, amante de repertorios musicales específicos: baladas, jazz, blues, bossa nova, swing. El autor ha escogido celosamente los rótulos estéticos, previos a la narración en sí misma, cumplen la función de advertir al receptor con una efímera idea de la concepción dramática que se desarrollará en el argumento.

En general, los personajes son profesionales, ostentan una buena posición económica-social. «En París en agosto», el protagonista, médico neurocirujano, renuncia al amor verdadero a cambio de sobrevalorar las necesidades económicas, elevándolas por encima del nivel instintivo que le confieren las amorosas. En otro relato, una pareja vinculada a una academia de inglés que ha experimentado el desafecto de las relaciones afectuosas anteriores se ha aventurado por un nuevo vínculo, concediendo una nueva oportunidad, otorgando «Continuidad» a sus sentimientos.

Así, los entes ficcionales se yerguen en espacios surcados por vuelos internacionales, escaleras mecánicas, internet, mensajes virtuales, evidenciando una tímida modernidad en expansión, que legitima unas décadas no tan lejanas a la presente. El dominio del diálogo en más de un idioma denuncia otro de los rasgos necesarios para comunicarse internacionalmente.

Se detectan referencias directas al arte en general, pintura, música, cine. Es que allí residen los clichés de las «historias de amor contadas en películas, novelas y canciones, esas historias de amor demasiado bellas como para ser posibles» («París en agosto»).

El tratamiento de cuestiones históricas en la diégesis del discurso es otro tópico que se ve favorecido, sobre todo en los tiempos recios vividos en dos de los países más especiales para el autor: la irrupción de la dictadura fujimorista en el Perú en la década de 1990 y la ocupación alemana de Francia durante la Segunda Guerra Mundial.

El breviario entrega observaciones perspicaces, así como un logrado tratamiento psicológico de los personajes. Desde el punto de vista técnico, sorprende positivamente cuando un giro inesperado en cualquier parte de la trama de la historia simula cerrar un episodio. A propósito, en este cierre intempestivo vuelve a abrirse otra microhistoria que mantiene en vilo al lector con la misma tensión inicial. En «Solo frente al peligro» se suscitan fragmentarios acontecimientos cronológicos: la ida a los cines, la presencia de Amy y el enamoramiento del inocente, tartamudo e idealista del protagonista, la presentación de Agurto en el colegio. Hasta que llega la coda fatal de myse en abime (‘puesta en abismo’). Asimismo, en «Sandra’s dreams» el efecto funciona inversamente, las microhistorias se decantan por una, la última, que liquida el relato al acoplar todos los semas comunicados anteriormente en mayúsculas.

Siete cuentos de amor y desamor expone el impresionante mundo de contradicciones por las que el ser humano transita a lo largo de la vida. En cualesquiera de las regiones donde resida celebra sueños, esperanzas, venturas-desventuras, alegrías-tristezas, encomia al amor ¿eterno?, sobrelleva la costumbre, la mediocridad, el desamor.

Del conjunto, se aprecia que las primeras seis composiciones estéticas mantienen una proporcionada extensión. Sin embargo, no sucede de igual forma con el último relato, el más extenso de la colección. Esta configuración genera un desnivel en la estructura formal de todo el volumen. Si bien al inicio de la lectura había aumentado la expectativa personal hacia más episodios situados en Francia, no decepciona. La prosa de Cuba Luque, serena y lúcida al mismo tiempo, complace.

 

CUBA LUQUE, Jorge. Siete cuentos de amor y desamor. Lima: Campo Letrado Editores, 2020, 85 págs.

 

*Belén Vila. Doctoranda en Humanidades con mención en Cultura, por la Universidad de Piura. Licenciada en Literatura. Licenciada en Humanidades por la Universidad de Montevideo. Acreditada experiencia docente. Redadas literarias es su última publicación.

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.