Diez años de Lee por gusto: apuntes desde una libreta digital

    0
    Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

    Por Jaime Cabrera Junco

    Hace diez años publiqué el primer post de Lee por gusto. Era este un blog con la pretensión inmediata de hacerme leer de manera sistemática. Se trataba en el fondo de dejar constancia de mis lecturas como si fueran las notas en una libreta en formato digital. Era también el registro y la contrastación entre lo escrito y lo dicho por un autor en un determinado momento. El pretexto fue alguna nueva publicación y la dinámica de la publicidad de las editoriales. Nos necesitábamos mutuamente. 

    Cuando uno realiza algo de manera silenciosa y sin esperar nada a cambio, se tiene la libertad para proponer cosas. No es que Lee por gusto haya sido un homenaje a la improvisación o la espontaneidad. Detrás de cada entrevista había horas de lectura e investigación y desvelos que no se cuantifican en bytes. El impulso también fue convertir a esta página en una alternativa ante la reducción notoria de los espacios culturales en los medios impresos. Ni qué decir de la radio y la televisión. Lo alternativo es una respuesta ante alguna carencia y también se vuelve una trinchera del aprendizaje. Lee por gusto fue un buen pretexto para darle voz e imagen a las letras plasmadas en papel. Para conocer a quienes estaban detrás de las historias y para interpelarlos sobre algunas ideas expresadas anteriormente, cotejar el correlato entre su vida y obra, y tomarle el pulso a su presente.

    No pensé que iba a resistir diez años. Es más, desde el año 5 la dinámica empezó a decaer y eso fue evidente. Pero me di cuenta que debo a Lee por gusto mi presente, y cuando me decidía a abandonar a este hijo, me imaginaba el vacío que se abriría y me colmaba el arrepentimiento. 

    No soy de hablar mucho, no me gusta aparecer y rehuyo de los bandos o colleras. Me parapeto en la palabra escrita. Ese puede haber sido un error o un déficit para no haberle insuflado el crecimiento que se merece Lee por gusto. Pero como tengo algo de sangre arequipeña, siempre se me ha dado por ir a contracorriente de lo que es uso y costumbre en las dinámicas literarias y culturales de la actualidad. A eso se suma el hecho de que soy malísimo para los negocios. Soy de los que compraban todas las rifas asignadas en el colegio para no tener que venderlas a extraños. 

    Sucede que ahora, al cumplir diez años, reviso algunas posibilidades y me pregunto: ¿será que podré vivir de esto? Lo dudo un poco para ser sincero. Sé también que podría volverme un booktuber, instagramer, tiktoker, pero no me lo he planteado ahora que tengo un empleo fijo que me demanda tiempo. Que podría abrir un patreon y pedir dinero, quizás, solo que veo cómo algunos medios digitales cobran por contenidos que nadie está dispuesto a pagar. Quizás haya otros caminos y en estos diez años los evalúo con mayor seriedad. He ahí una meta inmediata. 

    Estas han sido algunas reflexiones en voz alta que me permito hacer ahora que Lee por gusto cumple diez años. No creí que este diálogo conmigo mismo, que esta bitácora digital significara algo también para otras personas. Si bien eso no paga la luz o el Internet, me genera orgullo y gratitud. Me doy por satisfecho si este espacio ha tenido alguna utilidad o si ha suscitado nuevas lecturas o algún aprendizaje.

     Gracias a todos ellos y salud.

    Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.